COCINA EN FAMILIA: COOKIES CON CHOCOLATE

Un planene para pasar una tarde con las manos en la masa

¿Qué?

Receta de cookies de chocolate.

¿Cuándo?

Un día que apetezca encender el horno, que no haga mucho calor.

¿Dónde?

En casa, ¡fiesta en la cocina!

¿Por qué?

Divertido, educativo, dulce, sano, en compañía…

¿Para quién?

Cualquiera que quiera merendar unas ricas galletas con chocolate.

¿Escrito por?

Paula Planenes.

Cocinar en familia es estupendo, preparar algo entre todos es una buena oportunidad para pasar un rato divertido juntos y luego disfrutar de lo que hayamos preparado. A los niños les gusta experimentar y la cocina puede ser como un laboratorio para saciar su curiosidad innata. Además, es también una forma para aprender a valorar la comida hecha en casa, fomentando una relación sana con los alimentos. Así van a comprobar la tarea y el tiempo que se requiere al preparar platos ricos, conocer la materia prima, cada ingrediente por separado, y tras la transformación descubrir el fruto del esfuerzo realizado haciendo que este planene además de ocioso pueda ser educativo.

Esta es una receta fácil y muy atractiva para grandes y pequeños, ¿a quién no le gustan las galletas de chocolate?

galletas-chocolate

Cookies de chocolate

Ingredientes para dos bandejas de galletas:

  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 140 gramos de azúcar moreno
  • 75 ml de aceite de oliva
  • 270 gramos de harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 200 gramos de chocolate de postres
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (opcional)

Cuando se cocina en pandilla es importante organizar bien las tareas para que todos participemos y que se desarrolle con éxito la elaboración de la receta. Cada casa distribuirá las labores a su modo, pero recomendamos empezar por preparar todos los ingredientes en las cantidades indicadas, evitará posibles despistes y accidentes.

Para lograr unas súper cookies chocolateadas iremos pasito a pasito:

  1. Batimos bien los huevos con una pizquita de sal y con ayuda de ese artilugio llamado varilla.
  2. Añadimos el azúcar a los huevos y volvemos a batir con energía mientras fortalecemos los bracitos, hasta conseguir que la mezcla esté homogénea.
  3. Vertimos el aceite al mejunje y volvemos a darle meneíto hasta conseguir de nuevo una apariencia uniforme.
  4. Mezclamos la harina con la levadura y las incorporamos, y, ahora sí, ha llegado el momento más divertido para los benjamines del equipo: meter las manos en la masa.
  5. Como somos varios en la cocina, mientras una personita amasa, otra que sea capaz puede cortar el chocolate en trocitos para convertirlo en pepitas de chocolate, ¡magia! Y lo reservamos lejos del alcance de los ladronzuelos adictos al dulce, que nos conocemos.cookies-de-chocolate-receta-merienda
  6. El chocolate que usamos en esta ocasión soltó mucho polvillo, por lo que la masa se puso entera del color del chocolate y no hizo falta añadir cacao en polvo (con dos cucharaditas es suficiente si queremos que sean galletas morenitas).
  7. Cuando la masa no tenga grumos, añadimos el chocolate y repetimos la operación hasta que las pepitas estén bien repartidas por todas partes.
  8. Encendemos el horno a 180º para que se vaya calentando y preparamos la bandeja del horno, con un poquito de harina o una bandeja de silicona para que las cookies no se peguen.
  9. Damos forma a las galletas, intentando que estén un poco aplastaditas para que no sean muy gruesas y se hagan bien por dentro. Podemos probar con diferentes tamaños, unas más pequeñas para antojos mínimos y otras más grandes, para los más golosos.
  10. Las colocamos en la bandeja teniendo en cuenta que crecen un poquito, así que dejamos algo de espacio entre ellas, para que no se peguen. Si tenemos menaje de hogar para familias numerosas, podremos preparar las dos bandejas de una vez, si no, tendremos que ser pacientes y esperar a que salga la primera horneada para repetir el proceso.
  11. El tiempo de horno depende de lo crujiente que nos gusten, con diez minutillos o menos va bien, pero podemos sacar una y probarla sin quemarnos el paladar para asegurarnos de que están hechas. No importa si cuando están calientes aún están un poco tiernas, al enfriarse se endurecen. Es mejor que estén más blanditas porque si están muy duras, luego se pondrán extra crujientes.

En Planenes nos encantan las actividades en familia, pero cocinar juntos es de nuestras preferidas, sobre todo porque después de hacer las galletas, ¡toca hacer merendola!

cookies-de-chocolate-receta-merienda

*Gracias a nuestra compinche María, que nos ha abierto las puertas de su cocina.
Advertisements

LA COCHERA CABARET: CONCIERTO DE ESMUKI

Un planene rockero para los niños más bailones

ficha Esmuki

¡Cómo gusta bailar con los niños! Es uno de los placeres de ser padre, cuando son muy bebés danzas con ellos en brazos para que se calmen y cuando se van haciendo grandes te chifla ver cómo mueven sus huesitos al ritmo de una canción alegre. Pues con este planene bailarán, cantarán e incluso aprenderán.

Nos apuntamos a un concierto de Esmuki en La cochera cabaret, una sala de Málaga que también apuesta por un repertorio infantil semanal de varias artes. Al llegar allí descubrimos que todo pintaba súper rockero, pero en miniatura. Los nenes tenían sus camisetas del grupo y estaban deseosos de verlos en directo. La luz tenue, las barras en funcionamiento vendiendo a tope zumos, refrescos, bocatas y las primeras filas llenas de niños expectantes.

Esmuki one

¡El ambiente tan animado como un festival de rock! Aunque algo más de iluminación hubiese venido bien, porque algunos más pequeñines estaban un poco asustadillos entre el ruido y la oscuridad, y otros se metían entre el barullo y a los papás nos costaba a veces localizarlos. Los padres improvisamos el aparcamiento de carritos en un extremo de la sala y ocupamos el espacio con nuestros hijos, de todas las edades, muchos de ellos en sus portabebés bailaron pegaditos a sus mamás y papás. Seguir leyendo

BENALMÁDENA: NOS VAMOS AL PARQUE DE LA PALOMA

Estupendo planene al aire libre para todas las familias

Ficha parque de La paloma

¿Y si damos un paseo por Benalmádena? Era año nuevo, y nuestra familia de tres improvisaba el planene para disfrutar de un día de fiesta, pues la ocasión lo merecia ¿verdad? Trece meses tenía nuestra pequeña, y un cuerpecito deseoso de experimentar y ¡zas! dimos en el clavo. Esos largos caminos para perderse con sus nuevos pasitos, ¡mira… ahí asoma otro conejito!, el lago con los cisnes tan elegantes, tortugas juguetonas ¡y esas inmensas carpas! Menos mal que llevábamos gusanitos para alimentar aquella acuática trupe, pues para tantos patos y gaviotas necesitaríamos sacos de migas de pan y maíz.

Gusta ver tantas familias, cada una con su tarea, compartiendo un día agradable, merendando en las grandes zonas de césped, leyendo en la cafetería, aprendiendo en el jardín de los cactus con sus 450 especies diferentes o paseando en los cuadriciclos que se pueden alquilar un rato.

1parquepaloma

Nos pusimos a pensar que en las futuras etapas de nuestra categoría de familia con hijos, este lugar con tanto encanto ofrece grandes posibilidades. Un parque donde no solo hay jardines, columpios y toboganes, pues también es divertido ver a las gallinas corretear, observar a las cabritas dormir la siesta y poder llevar a nuestra mascota para compartir con ella tantos olores y cosas nuevas. Seguir leyendo