LACTANCIA MATERNA: LA IMPORTANCIA DE IR A UN GRUPO DE APOYO

La asociación Criar con Apego nos facilitó el camino

Ficha Lactancia materna

Yo, como la gran mayoría de la gente, no pensé en el amamantamiento hasta que estuve embarazada, pero al ir haciéndome a la idea de ser madre, mi instinto florecía y empecé a imaginar que en mi maternidad, la lactancia materna jugaría un papel muy importante. Ahora que llevamos 18 meses lactando diría que padre, madre y bebé disfrutamos de sus beneficios formando un gran equipo.

Este acto tan natural y sencillo, a veces, se nos puede hacer cuesta arriba. La vida hoy ha mejorado en muchos aspectos, pero la crianza de los hijos se ha convertido en un gran enigma por descubrir. No tenemos referencias, vivimos mucho más aislados y además la mayoría de nuestras madres no dieron el pecho debido a la hospitalización del parto con la separación del bebé al nacer, y “lo gordos” que se ponían los nenes con leche artificial, dejando pocas opciones a aquella que quiso hacerlo. Hay información muy dispar sobre este tema: pediatras, matronas, organizaciones, foros, libros, familia, amigos, etc., parece que no se ponen de acuerdo, y la mayoría de las veces no tienen la formación adecuada y se basan en el “siempre se hizo así”. Por eso, fue muy positivo para nosotros descubrir que hay asesoras especializadas que trabajan con información rigurosa, necesaria para poder resolver contratiempos, siendo consecuentes con que cada madre, niño y circunstancia varía, que la lactancia no es exacta como las matemáticas. Hay que tener en cuenta que un pediatra, una enfermera o una matrona no tienen por qué estar actualizados en lactancia materna, y deberían, si es el caso, derivar a las asesoras o especialistas.

En los grupos de apoyo encontrarás a asesoras y madres que te ayudarán a coger seguridad y te armarán de recursos para lograr tus propósitos en lactancia. Mi llegada a ellos fue un poco tardía como suele ocurrir, pues si lo llego a saber, voy el mismo día que me hice el test de embarazo. Mi nena tenía ya tres meses y habíamos superado los primeros contratiempos como pudimos y que quizá podríamos haber evitado con su ayuda. Nos encantó el ambiente, muchas mamás con sus bebés de todas las edades, desde recién nacidos a varios añitos y algún que otro padre. Todos nos sentamos en círculo, nos presentamos y compartimos nuestras experiencias, dudas y sentimientos encontrados. Los papás apoyando y ayudando con los bebés mientras ellas contaban sus dudas a las asesoras y las monitoras. Vi alguna que otra lágrima de emoción, pues los días cercanos al parto (a mí aún me ocurre) la sensibilidad invade el corazón de una madre. Pero todas las mamás encontramos abrazos y no barreras, oídos y no orejas, soluciones y no riñas, apoyo y no un juicio. Las asesoras nos mostraron muchas herramientas para afrontar ciertos problemas, recursos para la vuelta al trabajo y pautas razonables para la introducción de otros alimentos. Desde entonces, acudo a ellas para mis dudas sobre alimentación, porque si hubiese seguido las pautas de alimentación complementaria que se suelen dar en los ambulatorios, creo que no seguiría dando pecho, pues entre tanta papilla y papilla y biberón de cereales no cabe teta.

El misterio de la teta

Imagen de Soledad Afra

Aprendí escuchando testimonios de mamás cuya experiencia en la lactancia ha sido fácil, y de otras que habiendo superado algunos contratiempos también valoraban sus experiencias como satisfactorias. Por ejemplo, había una mamá que no lo consiguió con su primer hijo y ahora se preparaba mejor para el siguiente. Y también valoré la suerte que tenemos al ver el dolor que desprendían las que no lo consiguieron por no encontrar ayuda en aquellos momentos. Desde aquel día supe que si algo fallaba tendríamos opciones, y que hay que intentarlo, que si no se puede, que sea por algo inevitable, pues con información y apoyo una madre coge fuerza y puede cumplir sus deseos.

En el grupo de apoyo encontré mi tribu, me uní a la asociación Criar con Apego. Es primordial que una madre no críe a sus hijos en paralelo a la sociedad, necesitamos estar acompañadas, entre iguales, con otras personas como nosotros. Los humanos somos una especie que en su naturaleza esta convivir en manada. Desde Planenes te animamos a que busques tu tribu, porque compartir los mismos valores enriquece y facilita la estancia en este mundo. Tus hijos crecerán junto a personas con valores de cooperativismo, aprenderán a hacer piña, a ayudarse, a aceptar a los que son distintos y enriquecerse de lo que las diferencias aportan. Las asociaciones que reúnen a familias con el fin de ayudar a personas u otro bien social, aportan al mundo la humanidad que escasea hoy en día.

Advertisements

7 thoughts on “LACTANCIA MATERNA: LA IMPORTANCIA DE IR A UN GRUPO DE APOYO

  1. Siempre es bueno acudir a un grupo de apoyo, yo estuve en un grupo en dos oportunidades, realmente fue muy enriquecedor. Saludos

    Like

  2. Pingback: SEMANA MUNDIAL DE LA LACTANCIA MATERNA |

  3. Pingback: Planenes | SEMANA MUNDIAL DE LA LACTANCIA MATERNA

  4. Pingback: Planenes | SEMANA MUNDIAL DE LA LACTANCIA MATERNA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s