MONTES DE MÁLAGA: DESDE LOS MOLINOS DE SAN TELMO A LA CASA DEL BOTICARIO

Caminante se hace amigos al andar, a ponerse en marcha con este planene

Ficha sendero Picapedreros-Boticario

A la llegada del otoño volvió  el espíritu aventurero… ¿va apeteciendo un poco de aire limpio verdad? Unos amigos nos propusieron hacer senderismo, una ruta de dificultad baja-media, muy considerados a sabiendas que cargaríamos con la peque de once meses, y no por ello deja de ser un reto para unos caminantes esporádicos como nosotros.

Investigamos en internet sobre el sendero y cada vez se hacía más apetecible, así que bocatas, agua fresca, fruta y quedada temprana en el parque de Ciudad jardín. Equipados con manduca, buen calzado, bastón como apoyo, gorras y crema para el sol. Como mi peque toma pecho, llevamos su comida incorporada, aunque ella nunca rechaza compartir el festín con los demás, ¡energía no le faltará! Y por supuesto. nuestra mascota que es más de campo que una amapola, que te activa con su alegría por sentir las patitas en la naturaleza.

Sendero Montes de Málaga

Dejamos los coches cerca de las últimas edificaciones y arrancamos en la zona conocida como los Molinos de san Telmo, cerca de un acueducto con el mismo nombre, que debido a la vegetación no descubrimos hasta la vuelta, pues queda tras el pinar a mano izquierda en el comienzo de la ruta. Fuimos por un camino forestal algo empinado y pedregoso, encontramos a familias y grupos de todas las edades, pues la zona baja queda a un paso de la ciudad y los vecinos la utilizan sabiamente de recreo. La pendiente hace trabajar al cuerpo y ¡qué bien sienta!, pero tú decides el ritmo, la dificultad la marcas según las necesidades del grupo, teniendo en cuenta a los peques.

Nosotros hicimos varias paradas, como mi nena aún no andaba llevamos una mantita y allí compartimos comida y descubrimos lo divertido que es tocar las plantas y las piedrecillas que encontrábamos.

En épocas lluviosas, en el lagar de Picapedreros que esta algo más adelante, hay un salto de agua que no pudimos ver, otra razón para volver. Hay algún cortijo y se observa la cuenca de un arroyuelo, es paraje típico mediterráneo con pinos, alcornoques y encinas, pero en el camino no hay mucha sombra porque es una pista de tierra.

Sendero Montes de Málaga

En unas tres horas alcanzamos la casa del Boticario, tienen previsto albergar allí el centro de visitantes, donde hicimos un descanso con otra merienda. Al realizar el recorrido hacia atrás, descubrimos otra perspectiva igual de agradable. Fuimos cortitos de agua, así que las mandarinas nos refrescaron la vuelta, hay que ser más previsores y aunque no era época calurosa viene bien llevar bastante agua y ropa fresca por si acaso.

En total fueron unas siete horas, en las que recorrimos unos 14 km, cogimos piñas de recuerdo, nos reímos y charlamos en grupo, compartimos a nuestra pequeña con los amigos y también disfrutamos de ciertos momentos de silencio, comprobando que el sonido de nuestra respiración y los pajaritos despejan la mente y agrandan el alma.

Animaros a caminar por el campo con los pequeños, que siendo pacientes y marcando metas asequibles, la experiencia puede ser gratamente sorprendente, y la noche os invitará a un plácido sueño.

Sendero Montes de Málaga

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s